viernes, 19 de octubre de 2012

Inclusión con las buenas prácticas docentes

Inclusión con las buenas prácticas docentes
Buenas prácticas para la enseñanza
Enseñamos desde lo que realmente somos, no de lo que nos imaginamos ser.
Enseñamos cuando dejamos de ser soberbios, cuando empezamos a comprender al otro, que nace del escuchar al otro.
Enseñamos cuando investigamos.
Enseñamos cuando utilizamos el método de ensayo-error, cuando estamos atentos al cambio, pero a todos los cambios (los nuestros, los de los otros, los de la comunidad, los sociales, los económicos y los políticos, aplicados a nuestro pequeño mundo, a nuestros grupos y al efecto que causamos en los otros).
Enseñamos cuando preparamos nuestras clases en forma abierta y flexible (para incorporar el cambio en la medida que lo notemos, cuando tenga razonabilidad, cuando afrontemos y no enfrentemos a nuestros grupos).
Enseñamos cuando no levantamos barreras irreales entre nosotros y el grupo, cuando no construimos muros, pero construimos o cultivamos humanidad.
Enseñamos cuando damos clases genuinas, sin utilizar enlatados, porque el otro nota que nos preocupamos por hacer bien nuestro trabajo.
Enseñamos, cuando enseñamos los contenidos adecuados al lugar, a los tiempos, a los grupos, a la naturaleza, a los esfuerzos, a los compromisos evolutivos y tenemos siempre presente, que debemos aprender a aprehender.  
 
Buenas prácticas para el aprendizaje
Aprendemos, cuando estamos atentos al aprendizaje del otro.
Aprendemos, cuando enseñamos a aprender, para que logremos aprehender.
Aprendemos, cuando somos abiertos y flexibles a los continuos, que nos vinculan con los otros y, por ello, los otros visualizan nuestra voluntad de enseñar.
Aprendemos, cuando incorporamos elementos tecnológicos, sin abusar, porque la enseñanza sigue siendo una artesanía, una factura humana, humanística y, si no se ofenden, racial/es, de la raza humana, que nos hermana.
 Aprendemos cuando incorporamos al entorno en nuestra enseñanza, o, cuando enseñamos a favor del entorno, de natura y no contra natura.
Aprendemos, en el mejor de los casos, luego de años de practicar la enseñanza, por las buenas prácticas, pero siempre, todos los días, aprendemos algo nuevo, algo significativo, algo que nos sirve, para mejorar nuestra práctica.
 
Buenas prácticas para la participación
Participamos, cuando los sistemas son abiertos y flexibles, como nosotros.
Participamos, cuando no entramos en la galería de de las vanidades.
Participamos, cuando se tienen en cuenta nuestros genuinos y mejores aportes.
Participamos, cuando nos comparten la participación y no cuando nos reparten la participación.
Participamos, cuando el sistema equilibra la carga negativa del no se puede.
Participamos, cuando se incluyen nuestros aportes a la participación, cuando no nos ignoran, cuando no se encuentra todo escrito, por los grupos hegemónicos.
Participamos, cuando escuchamos al otro y sabemos incorporar sus aportes a los nuestros y hacemos participación.
 
Buenas prácticas para construir comunidad
Construimos comunidad, cuando no somos soberbios, cuando no nos creemos los sabelotodo.
Construimos comunidad, cuando incorporamos la problemática comunitaria en un plano de igualdad, sin eufemismos.
Construimos comunidad, cuando incorporamos el otro a todos.
Construimos comunidad, cuando no somos sectarios, cuando vigilamos el accionar de los grupos hegemónicos, cuando evitamos caer en la tentación de ejercer poder, cuando no supimos imponernos límites o transmitir límites a los otros.
 
Buenas prácticas para la relación con las familias
Incluimos, cuando nos relacionamos con las familias desde un plano de aprendizaje, para aprehender.
Incluimos, cuando dejamos el ego desmedido y la soberbia en el ropero de nuestra casa, como paso previo a tirarlo a la basura, por inservible.
Incluimos, cuando construimos o cultivamos humanidad.
 
Buenas prácticas para la evaluación
Evaluamos, cuando nos evaluamos, cuando entendemos que no somos los evaluadores, que la evaluación es para nosotros, para aprender a aprender, porque de esa forma aprehendemos.
Evaluamos, cuando evaluamos objetivos y no contenidos.
Evaluamos, cuando no evaluamos vanidades, clases, posición, expectativas y amiguismos.
Evaluamos, cuando evaluamos procesos, evoluciones, esfuerzos, superaciones y humanismo.
 
 
guillofca
GUILLERMO FERNANDO CÁMARA
Celular: +5493425045816
Los Sauces 274 - Choele Choel - Provincia de Río Negro - RA
Cuentas en Google, Facebook, Live y, por supuesto en Yahoo.
Ver escritos en:

http://sites.google.com/site/campingcamarones/
http://groups.yahoo.com/group/gene_camara
http://sites.google.com/site/fannyviscayecoturismo/
http://twitter.com/guillofca
http://www.facebook.com
Los libros terminados pueden ubicarse en los archivos de los sitios indicados en español, o, en http://www.ediciona.com/escritor_guillermo_fernando_camara-dirf-17990-c15.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada